Halvarssons, ¿la mejor ropa de moto?

Si vas habitualmente en moto te habrás preguntado a menudo si llevas la mejor ropa de moto posible.

La ropa de moto ha evolucionado mucho hasta hoy en día. Recuerdo que cuando yo empecé en el mundo de la moto solo había dos tipos de prendas para moto, las de cuero y el "Barbour". Las primeras eran las que más protección ofrecían frente a una eventual caída. El "Barbour" era lo mejor para ir cómodo, caliente y seco. Pero desde eso, por suerte, han cambiado mucho las cosas. La tecnología ahora está de nuestro lado y nos ha traído nuevos tejidos y materiales para conseguir que ir en moto sea aún más seguro y placentero.

¿Llevo la mejor la mejor ropa de moto posible? Esa es una pregunta muy difícil de responder. Lo que ya es más fácil es analizar qué llevamos puesto y comprobar si reúne las características que debe tener toda buena equipación de moto.

LOS RIESGOS

La teoría es clara. La ropa de moto debe, sobre todo, proteger. 

Cuando circulamos en moto somos mucho más vulnerables que en el resto de actividades cotidianas por motivos evidentes. 

Vamos sobre un vehículo de equilibrio comprometido que tiende por naturaleza a perder ese equilibrio constantemente. A parte, lo hacemos a una velocidad considerable, dependiendo de la vía por la que circulemos. Incluso a una velocidad muy alta si lo hacemos en circuito. También circulamos compartiendo las vías con otros vehículos con lo que el único problema no es que nos caigamos, sino que también nos pueden tirar. Esto último, por desgracia, suele ser más habitual que lo primero.

Queda claro entonces el porqué de nuestra vulnerabilidad, por lo tanto es evidente de qué es lo que nos debe proteger en primer término. Para ello la ropa de moto suele diferenciarse principalmente de cualquier otro tipo de prendas por llevar "protecciones". Hay otros aspectos de los que también debemos estar protegidos pero los comentaremos más abajo.

LAS PROTECCIONES

Llamamos protecciones a unos elementos estratégicamente ubicados en nuestra ropa de moto. Estos tienen la finalidad de proteger los puntos más débiles de nuestro cuerpo, principalmente en las articulaciones,  frente a un fuerte impacto. Suelen ser de materiales semirígidos y con una alta capacidad de absorción de impacto. Este tipo de protecciones podemos encontrarlos en diferentes prendas de moto. En primer lugar y más importante, en el casco considerándose toda una protección. Este elemento lo trataremos en un post a parte.

 Después debemos encontrarlas en chaquetas o cazadoras de moto, en pantalones, en guantes y en botas. No quiero olvidarme de los monos de cuero que fueron los primeros en incluir este tipo de protecciones hace ya unas décadas. 

HOMOLOGACIONES

Un detalle importantísimo es que este tipo de protecciones deben estar homologadas. Eso significa que han pasado por unos laboratorios que han comprobado su perfecto funcionamiento sometiéndolas a duras pruebas de control. Hay dos niveles de homologación en función de la capacidad de protección de estos elementos. Estos dos niveles son L1 y L2 siendo este último el de mayor capacidad de protección de los dos. 

En caso de que la prenda tenga estos elementos homologados deberá estar correctamente indicado en forma de etiquetas cosidas en el interior de la prenda. Aquí ponemos una etiqueta de muestra en la que indica los elementos homologados y el nivel de homologación. Los cascos tienen una homologación diferente a las que acabo de mencionar.

Aquí quiero poner mucho énfasis ya que algunos fabricantes "nos la cuelan" poniendo protecciones no homologadas. Mucho cuidado con esto porque si no están homologadas no tenemos ninguna garantía de que vayan a cumplir su función. No solo eso, incluso podrían contribuir a agravar la lesión de la parte supuestamente protegida. Es lo que coloquialmente solemos llamar "dar gato por liebre".

¿DE QUÉ MÁS ELEMENTOS DEBEMOS ESTAR PROTEGIDOS?

La ropa de moto debe protegernos en otros aspectos a parte de una eventual caída. Quien ha ido en moto sabe que cuando vas circulando hay una sensación térmica que es distinta de la que tenemos cuando estamos estáticos a pie de calle. Esa diferencia viene determinada por la velocidad del aire relativa a la del conductor. 

Sensación Térmica

La sensación térmica es la temperatura que realmente siente nuestra piel cuando es enfriada por el viento. En los días fríos y con viento, la temperatura de la "sensación térmica" es siempre menor que la indicada por el termómetro. 

Entonces queda claro que cuando vamos en moto recibimos una mayor cantidad de aire por el efecto de la velocidad. Eso implica que necesitemos una mayor protección frente al frío que una chaqueta de invierno normal para caminar por la calle. La sensación térmica puede llegar a ser de hasta 20º menos que la temperatura real en función de está última y la velocidad que llevemos.

El Frío

Es un concepto que hemos sufrido todos alguna vez y es muy desagradable. Tanto que puede provocarnos hasta incluso la muerte. Conduciendo en moto es uno de nuestros mayores enemigos a parte de la temida caída o accidente. El principal problema del frío es el tiempo de exposición. Para entenderlo siempre expongo el mismo ejemplo.

Aislamiento Térmico

Si tenemos que pensar en algún elemento con la mayor capacidad de aislamiento térmico, lo primero que nos viene a la mente es una nevera. Suponiendo que no abrimos la puerta apenas, todos recordamos que el motor se pone a menudo en marcha. Esto pasa unas dos veces cada hora, a pesar de que por construcción una nevera es un elemento óptimo de conservación de la temperatura. Si abrimos constantemente la puerta de la nevera, tendremos el motor de esta en marcha muchas más veces de lo deseado. Incluso un electrodoméstico diseñado específicamente para ello va perdiendo su capacidad de aislamiento con el tiempo. Mucho más rápido de lo que podamos suponer en un principio. Con nuestro cuerpo pasa exactamente lo mismo. Frente al frío exterior es necesario mantener el calor interior, si no se puede mantener, nuestro cuerpo deberá compensar esa pérdida de calor haciendo como el motor de la nevera. 

¿Por qué es peligroso el frío?

En el momento que empezamos a sentir frío de verdad pasan varias cosas en nuestro cuerpo. Primeramente es una sensación muy desagradable. Luego perdemos muy rápidamente la concentración ya que nuestro subconsciente nos reclama que solventemos ese problema. Por último el frío provoca una pérdida de reflejos considerable. No hay que olvidar que como ya dijimos, vamos sobre un vehículo de equilibro comprometido, y si no se cae es porque nosotros lo estamos evitando constantemente. Si no vamos convenientemente equipados solo hay una solución a este problema y no es otra que parar en algún lugar para recuperar el calor perdido. Bien vendrán en cualquier gasolinera, bar o restaurante en ruta una bebida caliente o incluso comer algo. El aislamiento térmico total es casi imposible. El tiempo siempre juega en nuestra contra. Lo que sí podemos buscar es un sistema que sea lo más eficiente posible y para ello la tecnología juega a nuestro favor.

¿Y el calor?

Pues una buena ropa de moto también debería de protegernos del calor. Pero la manera de protegernos del calor debe ser diferente que la del frío. En primer lugar debemos permitir una muy buena transpirabilidad para evitar el "efecto invernadero". Eso significaría que al no permitir la transpiración ni la evacuación de calor corporal se iría almacenando llegando a acelerar la deshidratación. Esto último también es muy peligroso para los que conducimos moto. Hay tres posibles maneras de evitar el "efecto invernadero" o sauna. Materiales muy transpirables o incluso perforados. Aberturas regulables para permitir la salida del calor y humedad interior. Por último hay materiales con capacidad de reflejar el calor del sol, pero eso lo explicaremos más adelante.

¡Agua!

Otra gran preocupación cuando vamos en moto es el agua por dos motivos evidentes. El suelo mojado hace que disminuya la adherencia de nuestros neumáticos con el suelo aumentando la peligrosidad. También podemos acabar mojados hasta en lugares que nunca hubiéramos imaginado. Esto último es realmente desagradable si encima hace frío de verdad. En este último aspecto la tecnología vuelve a jugar a nuestro favor ofreciendo soluciones muy a tener en cuenta.

¿Nos queda algo de lo que debamos estar protegidos?

Sin duda hay otros dos aspectos que nos quedaba por enumerar en cuanto a lo que debería tenerse en cuenta para considerar buena o no una prenda de moto. La visibilidad frente a los demás. Esto es muy importante de día pero sobre todo de noche o con condiciones climatológicas adversas como lluvia intensa o niebla. Los colores llamativos podrían valer en un principio pero no cuentan para ser homologados como "alta visibilidad". Para este tipo de homologaciones solo valen los colores amarillo flúor o naranja flúor con elementos reflectantes en cantidad suficiente.

También está el tema de la comodidad. Para mí es básico que una prenda de moto sea cómoda. Esto permite que podamos llevarla durante horas sin que suponga un problema de distracción. En este aspecto cabe resaltar que hay que buscar la talla adecuada. Un compromiso entre comodidad y seguridad. No valdrá una prenda muy holgada si en caso de caída pudieran desplazarse las protecciones. En este caso concreto resultarían inútiles! 

TECNOLOGÍA

Aunque no lo creas la tecnología ha influido mucho en el aumento de la seguridad en moto. También ha hecho que mejore sustancialmente la ropa de moto en todos los aspectos. Los nuevos materiales juegan un papel muy relevante en cuanto a comodidad y protección al motorista. A continuación vamos a hacer un repaso de la tecnología que utiliza la marca de ropa de moto Halvarssons en sus productos ya que consideramos que reúne todas las características técnicas para considerarse una buena prenda de moto. 

Protecciones

Estas son el principal elemento diferenciador entre una equipación de moto y cualquier otro tipo de prenda. Hasta tal punto que son indispensables para considerarse como "ropa de moto". Como ya dijimos anteriormente son elementos semirígidos con una alta capacidad de absorción de impactos. Suelen estar estratégicamente colocados en las zonas más vulnerables o que pueden ser susceptibles de sufrir las peores lesiones.

La evolución de estos elementos fue lenta. En un principio eran inexistentes. Se confiaba toda la seguridad a una capa de cuero que te protegía de abrasiones pero no de los impactos. Más adelante, en la zona de hombros, codos, rodillas y caderas se incluyeron dobles capas de ese mismo material. Seguían siendo insuficientes. Años más tarde se comenzó a insertar una capa de espuma entre esas dos de cuero en las rozas más expuestas. El siguiente paso fue para mí el que supuso una mayor diferencia de seguridad en la ropa de moto. Este consistió en incluir "conchas" de plástico duro forradas de espuma de alta densidad en la parte interior que era la que estaba en la parte de nuestra piel. Con eso se consiguió un aumento considerable en el nivel de protección. Hoy en día se ha evolucionado mucho en este tema y estas protecciones suelen ser de elementos fabricados con materiales relativamente blandos al tacto pero con mucha capacidad de absorción de impacto. No hay que olvidar que estos elementos deben estar homologados.

Estas etiquetas nos garantizan que las protecciones utilizadas están homologadas:

Espaldera

No nos olvidamos de las protecciones de espalda. Para nosotros es, junto con el casco y los guantes, uno de los tres elementos indispensables que debe tener toda ropa de moto. Esta debe estar también homologada e ir perfectamente fijada a la espalda en caso de ser de faja. Otra alternativa es que se pueda insertar en nuestra chaqueta en un bolsillo especialmente diseñado para ello. No debe poder desplazarse, ni siquiera en caso de caída!

Mucho cuidado aquí porque hay marcas que incluyen una pieza de espuma como espaldera pero que no cumpliría con las normas de homologación. Que no os engañen!

La norma EN 1621-1 examina las protecciones para proteger el hombro, el codo y el antebrazo, la cadera, la rodilla y parte inferior de la pierna.

La norma EN 1621-2 evalúa los dispositivos diseñados para proteger la espalda.

Resistencia a la abrasión

Paradójicamente cuando nos imaginamos una caída en moto y calculando las posibles lesiones provocadas por la misma, nos viene a la mente una imagen clara. Un cuerpo lleno de heridas por abrasión e imaginamos el dolor que eso provoca. Quien más quien menos se ha caído en bicicleta alguna vez y recordamos las heridas que nos dejaron ese percance. En bicicleta se va mucho más despacio que en moto. El posible arrastrón yendo en moto se nos puede hacer eterno y por tanto mayores serían las abrasiones siendo proporcionales a la velocidad. Todo eso es siempre y cuando no vayamos suficientemente protegidos contra ello. Como en el caso de las protecciones, por suerte, en este tema también se ha evolucionado mucho. En un principio solo podíamos estar protegidos con el cuero. Con el tiempo apareció la cordura, un tejido fabricado con nailon (poliamida), mucho más resistente a la abrasión que los tejidos tradicionales. Resultaba más cómodo que el cuero. Aunque en su momento nos pareció un gran adelanto, que lo fue, hoy en día sigue siendo insuficiente frente a la protección total a la abrasión. La cordura tiene un límite de resistencia mucho menor del que se le presupone.

Hi-Art

Ante una demanda de seguridad de cada vez mayor, se sigue tirando de tecnología. Como la Cordura no era suficiente para garantizar el estar protegidos frente a la abrasión, Jofama se puso manos a la obra para desarrollar un nuevo tejido que aportara un extra en seguridad frente a la abrasión. Para ello se sacó de la manga el Hi-Art, un tejido dos veces más resistente a la abrasión que el cuero y hasta cinco veces más resistente a la abrasión que la Cordura. 

Esta maravilla queda oculta a la vista, es totalmente confortable y supone una barrera definitiva contra la abrasión producida por un arrastrón. Al estar diseñada como un tejido de rizo disipa el calor por fricción mucho mejor que cualquier otro tejido. Está integrada en multitud de prendas de la marca Halvarssons, STR Lindstrands y Jofama.

Aislamiento térmico

La tecnología también ha influido mucho en la mejora de este aspecto. De cada vez las barreras térmicas son más eficientes. Permiten mayor transpirabilidad con la menor pérdida de calor posible. Son más ligeras y casi no varía su rendimiento si están húmedas. Este último punto es importante porque las fibras aislantes pueden modificar su capacidad de aislamiento con la humedad. Seguidamente paso a explicaros las diferentes opciones que tiene nuestra marca Halvarssons.

Thinsulate

El Thinsulate es un aislante térmico de fibra no tejido creado por 3M. Mantiene el calor corporal y ofrece un mayor confort que el resto de aislantes por sus características. Actualmente está considerado uno de los mejores materiales del mercado para guardar el calor corporal en cuanto a ropa de moto. Las fibras de Thinsulate tienen aproximadamente 15 micrómetros de diámetro. Es más delgada que las fibras de poliéster normalmente utilizadas en el aislamiento para la ropa de invierno. El  Thinsulate es más efectivo debido a la mayor densidad con menor tamaño de fibras en comparación con el aislamiento más tradicional. Las propiedades de aislamiento son beneficiosas para retener parte del calor producido por el cuerpo para una confortable calidez mientras que la humedad del sudor se evapora. Esta barrera térmica puede estar integrada en nuestra prenda o como una capa desmontable.

Outlast

La tecnología Outlast® emplea materiales de cambio de fase (PCM). Estos  absorben el calor, lo almacenan y lo liberan cuando se necesita para lograr un control idóneo de la humedad y la temperatura. Para ilustrar cómo funciona la tecnología Outlast®, utilizaremos el ejemplo de un cubito de hielo dentro de un vaso de agua: si el hielo se derrite (es decir, cambia su estado de agregación - o fase - de sólido a líquido), este absorbe calor y por tanto enfría el agua, de modo que la bebida mantiene durante más tiempo la temperatura deseada. Los materiales de cambio de fase (PCM) Outlast® funcionan de la misma forma, aunque en la mayoría de casos se encapsulan para que estén encerrados y protegidos permanentemente dentro de una coraza de polímero. Estos materiales de cambio de fase encapsulados reciben el nombre de Thermocules™.

La tecnología Outlast® no funciona por medio del fenómeno de la capilaridad, que simplemente "regula" la humedad alejando de la piel el sudor producido. La tecnología Outlast® comienza a trabajar activamente mucho antes y reduce la necesidad de generar sudor. Este es el secreto de Outlast® y supone una diferencia fundamental.

El Outlast puede, como el Thinsulate, estar integrada en la prenda o como un forro desmontable facilitando así su lavado.

Membrana para el agua

Mantenernos secos aunque llueva a cántaros hoy en día ya no es un lujo. Pero es verdad que hay maneras mucho más confortables de conseguirlo que con el desagradable traje de agua. Este último era un elemento imprescindible si queríamos garantizar la impermeabilidad de nuestra equipación. Pero tiene como desventaja que no transpira nada por lo que al final podemos acabar húmedos por la condensación de nuestra propia transpiración.

Hace cuestión de un par de décadas apareció un elemento que ha cambiado la manera de fabricar multitud de prendas técnicas. Este elemento era la membrana. Su principal cualidad es ser semipermeable. Eso significa que los fabricantes pueden aprovechar sus propiedades para elegir qué dejamos que pase a través de ello y lo que no. En este caso concreto es el elemento idóneo para impedir mojarnos por la lluvia o la humedad pero dejar que pasa nuestra transpiración a través de ella.

Dryway Plus

Esta membrana está desarrollada por la marca Jofama. La integra en sus productos de la marca Halvarssons y STR Lindstrands. Es una membrana evolucionada con unas propiedades superiores a la mayoría de la competencia. Esta en concreto permite una mayor transpirabilidad que las normales manteniendo la barrera al agua. También tiene como ventaja que es sensible a las diferencias térmicas entre el exterior y el interior.

Aunque suene a ciencia ficción puede modificar la capacidad de retención de calor cuando sea conveniente. Esto unido al aislamiento térmico Outlast, confiere a la prenda unas capacidades extraordinarias de confort y gestión de temperatura. 

Otras barreras contra el agua

Parece que ya estamos totalmente protegidos contra el agua con toda la tecnología que hemos comentado hasta ahora. Con todo lo anterior garantizaríamos permanecer secos independientemente del clima que encontremos. Pero no hemos comentado un problema común de la ropa de moto. Las membranas contra el agua se encuentran intercaladas entre las diferentes capas de la ropa de moto. Ello permite que ante lluvia persistente se mojen completamente las capas exteriores de la membrana. En casos en los que se combina la lluvia y el frío, esta situación resta comodidad dramáticamente. En primer lugar por que a pesar de que nos encontremos secos en el interior, notaremos una bajada drástica en la capacidad de retención del calor. La humedad roba literalmente nuestro calor para evaporarse proporcionando una sensación de frío desagradable. En segundo lugar incrementa notablemente el peso de la ropa de moto. Por último el tejido exterior al estar saturado de agua hace de barrera contra nuestra transpiración lo que provoca un déficit de evacuación de sudor pudiéndose condensarse en las capas internas. Para todo esto también hay solución y la comentamos a continuación.

Teflón

A todos nos suena su uso en las sartenes. Se emplea como anti-adherente con un resultado infalible. Pues bien, también se puede usar ese material en nuestra ropa de moto con el mismo fin. La marca Halvarssons emplea este material en forma de tejido en su capa más externa. La finalidad es conseguir que el agua corra sobre la prenda sin ser absorbida. Con ello se consigue que la ropa de moto no absorba nada de agua manteniendo todas las capas secas y ayudando a que la membrana trabaje en las mejores condiciones posibles. Como efecto secundario tenemos que lo que sirve para el agua, sirve también para la suciedad. Eso significa que la suciedad no se incrusta. Podremos retirar fácilmente incluso los restos de los odiados mosquitos. De esta forma evitamos que nuestra ropa de moto sea una esponja y que absorba el agua evitando los dos efectos desagradables que hemos comentado en el párrafo anterior.

Bastantes párrafos más arriba hemos comentado que había una tecnología que permitía reflejar parte del calor del sol. Bueno, pues esta tecnología se llama TFL Cool System. Es un tratamiento que se puede dar a prendas de piel que evita que estas absorban gran parte del calor del sol. ¿Alguna vez os habéis sentado sobre un sillín de moto de piel sintética o skay después de haber estado al sol durante horas? Pues ese efecto tan desagradable es lo que evita casi totalmente esta tecnología. Evita que la piel aumente de temperatura al estar expuesta al sol. Este efecto se nota mucho más en verano redundando en un mayor confort.

Triple Stitch y mcFit

Estas dos tecnologías conciernen al sistema de cosido y fijado de las diferentes capas de la ropa de moto. En el caso del Triple Stitch se trata de que las costuras sean triples. Así de esta forma se evitarían desgarros de las capas exteriores por la fuerza del viento, provocada por alta velocidad, o por una leve caída. 

El sistema mcFit es un método de laminado de capas que hace que el espesor total de la prenda sea inferior que si todas las capas fueran por separado. De esta manera se evitan bolsas de aire. En el caso de los guantes esta tecnología tiene aún mayor razón de ser ya que con esto se evita que al quitárnoslos se separen las diferentes capas, no solo eso, sino que también se evita que salga completamente del guante el forro interior.

Halvarssons Prime y Wolf

Con todo lo que os hemos contado hasta ahora ya podréis valorar si la ropa de moto que lleváis es buena de verdad o si por el contrario no ofrece todo lo que se esperaría de ella. Hemos puesto como ejemplo la marca Halvarssons ya que es una marca Sueca con un estandard de seguridad altísimo y una protección extraordinaria frente al frío y al agua. 

Toda esta tecnología que hemos enumerado en este post la puedes encontrar en dos modelos de chaquetas de la marca. Una es la chaqueta Prime y la otra es la Wolf, un modelo recién sacado a la venta. Por supuesto que estas chaquetas tienen su pantalón a juego con la misma tecnología.

Si te interesa saber donde puedes encontrar estos productos puedes pinchar en los siguientes enlaces: Chaqueta Prime y Chaqueta Wolf.

Si de verdad te preocupa la seguridad en moto te recomendamos este post sobre el AirBag de moto Helite Turtle.

Click here to add a comment

Leave a comment:


No te pierdas nada. Recibe todas las noticias y promociones de 2TMoto.

x