Electrónica en la moto. Sí o no?

No hay evento motero al que haya asistido en el que no se abra este debate.  Electrónica en la moto, sí o no?

Es un tema recurrente ya que muchas veces he tenido que oír argumentos a favor y en contra de la electrónica. Algunos viajeros argumentan que a las motos cargadas con electrónica ya no se les puede meter mano uno mismo. Que para cualquier operación es necesario llevar la moto a un concesionario oficial. También argumentan que si viajas lejos a otros países ya no te va a poder arreglar la moto cualquier mecánico como antes. En parte tienen algo de razón, pero en mi opinión solo en parte.

Un poco de historia

Las motos han evolucionado mucho en las últimas décadas. Se ha buscado mejorar el comportamiento, el rendimiento y la seguridad. Estas mejoras han ido afectando en todos los aspectos. Parte ciclo, motor, ergonomía, etc..

Sin ella ya era casi imposible seguir mejorando la experiencia y la seguridad de montar en moto. La electrónica era la evolución lógica de la mecánica, aunque parezca un contrasentido.

 Hace muchos años que se dejaron de comercializar motos con platinos. Creo que las últimas que se comercializaron en nuestro país fueron La Cady de Mobyllette. Las últimas versiones ya contaban con encendido electrónico. En motores pluricilíndricos se optó por encendidos electrónicos bastantes años antes. Pero por qué se dejaron de usar motos con platinos? Se supone que es el sistema de encendido más básico y cualquiera con unos mínimos conocimientos de mecánica podía meterles mano. El problema es que el momento de la chispa debe ir variando en proporción a las RPM. Esa variación proporcional del avance era imposible en un encendido por platinos. Los motores de cada vez eran capaces de funcionar a más revoluciones y por lo tanto el comportamiento a bajas y a altas vueltas debía ser estable. Los platinos solo podían proporcionar un funcionamiento óptimo en un rango de RPM pero no en toda la gama.


Encendido por platinos

 Encendido por platinos

¿Por qué se hizo necesaria la electrónica?

¿Entonces cual era la solución? Muy sencillo, el encendido electrónico. Un sistema capaz de ofrecer el avance de encendido adecuado en todo momento independientemente de las RPM del motor. Se llega a esta "solución" porque ya hay la tecnología para ello. Aquí comienza a cobrar protagonismo la centralita o CDI. Este es un elemento electrónico, sellado, que sustituye a los platinos. Se encarga de procesar ciertas señales para decidir el momento adecuado para hacer que la chispa se produzca en la cámara de combustión. En sus orígenes le bastaba un sensor en la cabeza del cigüeñal para saber el punto exacto de este en cada momento. Con ello se mide la velocidad de giro y entonces se procesa, en milisegundos, el momento de la chispa adecuado. Exactamente en este momento es cuando comenzó a usarse la electrónica en las motos. En este punto la electrónica no era un problema, al contrario. Prácticamente todo el mundo alababa el avance.

 Centralita electrónica o CDI

Evolución

Otro punto que también evolucionó fue el arranque, que hasta ese momento era a patada. Apareció el arranque eléctrico que nos evitaba agotarnos a la hora de arrancar nuestra moto. Poder arrancar una moto con un simple toque a un botoncito fue una de las cosas que más esfuerzo nos evitó. Se acabaron las lesiones por el retorno de la patada o tener que hacer malabares al empujar la moto calle abajo para después subirnos a ella. Creo que muy pocos criticaron el avance a pesar de que este sistema implicaba añadir una batería, un motor de arranque, relé de arranque y cableado especial para soportar la intensidad necesaria para mover el motor de arranque. Todo esto añadía mucho peso a la moto. En el mejor de los casos unos 5 o 6 kilos pero seguía siendo algo celebrado por la mayoría. Luego llegaron dos avances tecnológicos que para mí han ayudado a sentar las bases de lo que son las motos hoy en día. Uno fue la inyección electrónica. El otro la aparición del ABS.

Estos nuevos elementos implicaban un mayor numero de sensores y mayor capacidad de procesamiento por parte de las centralitas. Pero lo que nos ofrecían en contrapartida era mayor seguridad en la conducción y un rendimiento muy mejorado.

Aquí no vamos a hablar de las ventajas del ABS. Por mi parte me parecen tantas que no vale la pena entrar siquiera a valorarlas.Sí diré que creo que es el elemento que más vidas a salvado a los motoristas junto con el casco.

 Esquema de un sistema de frenado ABS

Con el tiempo la inyección ha aportado menores consumos. Mejor gestión de la entrega de potencia. Se ha mejorado el funcionamiento en todas sus facetas, ya sea en motor frío o caliente, incluso en altura cuando hablamos en miles de metros. Un apunte, se acabaron definitivamente pérdidas de potencia de casi el 50% simplemente por estar circulando a 4000 msm.

 Inyector de moto por Moto125cc

Actualmente la electrónica llega a controlar todos los aspectos y elementos de la moto mediante sensores. Incluso hay motos con cambios automáticos gestionados electrónicamente. Todo ello para mejorar el rendimiento y seguridad de la moto en cualquier circunstancia.

¿Por qué demonizamos solo a la electrónica?

Recuerdo el avance que supuso en su momento el cambio de sistema de frenado de tambor a discos de freno. No conozco a nadie que prefiera el sistema antiguo. Es paradójico ya que el sistema de frenado de tambor solo requería de un cable "Bowden" o un sistema aún más sencillo de tirante rígido. No podía ser un accionamiento más sencillo. Un sistema fácilmente reparable en cualquier tipo de taller que tenga cables trenzados y fundas. Sin embargo los frenos de disco necesitan de un sistema hidráulico. Quien argumenta que le gustan las motos sin electrónica porque son fácilmente reparables en cualquier tipo de taller no tienen en cuenta que un sistema hidráulico requiere de unos latiguillos sellados resistentes a altas presiones. Estos suelen estar hechos a medida de cada moto porque no admiten torsiones o dobleces. Si te quedas tirado porque un latiguillo tiene una fuga es muy difícil un apaño para seguir tirando. Es necesario sustituir ese latiguillo por otro. Es cierto que cualquier mecánico sabrá sustituir un latiguillo, incluso con un nivel de aprendiz. Lo mismo pasa con una batería. En el caso que acabe su vida útil hay que sustituirla por una equivalente.

El quid de la cuestión

En mi humilde opinión creo que es porque se trata de un sistema que implica muchos sensores y elementos que requieren altos conocimientos de mecánica. Un fallo electrónico es difícil de diagnosticar correctamente sin la máquina de diagnosis adecuada. Esta es una herramienta que solo disponen talleres autorizados. La gente suele creer que en países "menos avanzados" no va a encontrar concesionarios oficiales que puedan solventar cualquier avería. Sí es cierto que para ello será necesario esperar a que llegue el recambio en cuestión si no lo tienen en stock. Se supone que aun carburador casi cualquiera puede meterle mano pero no es tan sencillo como parece ajustarlo correctamente mientras que los inyectores siempre están ajustados. No todos los fallos de sensores implican que el motor no arranque. Solo unos pocos harán que sea imposible arrancar la moto por fallo motor. El resto de fallos son leves en los que podremos seguir circulando. Por ejemplo si falla un sensor de velocidad de una rueda automáticamente dejará de funcionar el ABS y el control de tracción porque la moto no puede procesar las diferentes velocidades de las ruedas. Lo que tendremos es una moto que seguirá circulando normalmente como lo haría una moto que no disponía de ninguno de estos elementos.

Mi opinión personal

Yo prefiero sin duda ninguna motos actuales cargadas de electrónica que pueden salvarme la vida o minimizar situaciones en las que mi pericia no da más. Me gusta circular con una moto con ABS no porque me sienta más seguro sino porque es mucho más seguro que no llevarlo. Me gusta conducir una moto con control de tracción porque es posible que evite un accidente como ya lo hizo una vez. A lo mejor no hubiera tenido el accidente por abrir gas en un cambio de rasante húmedo, en curva y sobre un paso canadiense, o a lo mejor sí. Lo que sé es que actuó el control de tracción y no me caí. Hoy en día hay motos hasta con control de estabilidad que deciden como y cuando frenar en caso de que se frene en seco completamente tumbado en una curva. Todo para mantener la trazada y evitar la caída. También hay que recordar que la entrega de potencia de los motores de las motos actuales es mucho más previsible y dócil que hace décadas gracias a la electrónica. Motos con motores de más de 150cv que se conducen como si la moto tuviera 70cv. 

 Cuadro de la nueva Honda CRF1000

No me da vergüenza admitir que supone un avance. Ni Marc Márquez, ni Lorenzo y compañía creo que podrían volver a competir con motos de más de 250cv sin ayudas electrónicas aunque esto es una opinión personal y no les he consultado.

Si realmente eres un romántico y crees que la electrónica no es para ti te invito a que hagas un viaje con una moto con arranque a patada, platinos y frenos de tambor. 


Carlos Llabrés

@Kacodrilo

Click here to add a comment

Leave a comment: