La emoción de las motos de antes

CLASICAS-1

Acaba de terminar la sexta edición del Salón ClassicAuto, un evento donde cada vez gana más protagonismo la motocicleta, y prueba de ello ha sido la numerosa presencia de motos de época que había en el Salón. Quería dedicar este comentario precisamente a esto, a la cantidad de motos clásicas que hay, a la pasión que ponen sus dueños para mantenerlas en perfectas condiciones, y a las impresionantes aventuras que encierran la mayoría de ellas.

CLASICAS-3

La moto de vapor (centro) en compañía de otros modelos que muestran la evolución de la motocicleta.

He tenido la oportunidad de convivir durante los tres días de ClassciAuto con todas estas motos y sus historias, ya que hemos estado haciendo programas de radio específicos del Salón, entrevistando a personajes implicados y a dueños de varias de estas fascinantes motos. Nos han contado historias como la vivida por una de las motos expuestas, una BMW de la segunda Guerra Mundial, con sidecar, en la que todavía se podían ver las huellas de las balas incrustadas durante su deserción, cuando el conductor se dio cuenta de que iba camino de una muerte segura y decidió dar la vuelta y escapar junto a su compañero, el cual murió por disparos de sus propios compañeros al ver que estos desertaban. El conductor pudo llegar lo bastante lejos gracias a que se trataba de la moto que llevaba la gasolina para repostar a las demás motos en el frente, y enterrar a su compañero en tierra neutral. También hemos podido conocer la evolución de la motocicleta desde prácticamente sus inicios, con modelos como la moto de vapor que exponía la gente de Restauraciones Cometa, o las espectaculares restauraciones de Hernández 1954, especialistas en BMW.

CLASICAS-4

No podía faltar a esta cita de clásicas la famosa Montesa Impala, en este caso acompañada de una veterana BMW.

También la competición ha tenido una destacada presencia en este salón de vehículos clásicos, y nada menos que nuestro gran campeón Ángel Nieto, al que se le hizo un merecido homenaje por los 50 años desde su primera victoria en el Campeonato de España, cedió gran parte de las motos que le han hecho campeón para que el público las pudiésemos disfrutar. Pero no solo las motos de Nieto representaban la competición, también se pudieron ver algunas representaciones de lo que fueron las primeras motos de carreras, con soluciones que hoy nos parece increíble que pudiesen hacer correr a las motos como lo hacían a estas motos.

Por mi parte, he podido retroceder mentalmente unos cuantos años viendo que en ClassicAuto también estaban algunas de las motos que he disfrutado a lo largo de mi vida motera, una de ellas la Puch Minicross Super, mi primera moto, aunque en este caso, la moto del Salón no estaba en muy buenas condiciones. Por el contrario, sí que pude ver alguna otra moto de las que he podido utilizar, como la Ossa Phanton, en este caso en perfecto estado. Y, por supuesto, todo el recambio posible para que seguir manteniendo en forma la moto más clásica.

Muchas de las motos expuestas eran piezas únicas, cuyo valor no se puede calcular por el tiempo que tienen, las horas que han necesitado para su restauración, o simplemente por las historias que encierran. Lo que sí estaba claro es que todas ellas han sido un bonito viaje al pasado, donde la emoción estaba a flor de piel.

CLASICAS-2

El recambio estaba muy presente en ClassicAuto.

CLASICAS-5

Mi primera moto, una Puch Minicross super como esta.

 

Click here to add a comment

Leave a comment:


No te pierdas nada. Recibe todas las noticias y promociones de 2TMoto.

x

Ven con nosotros donde otros no llegan

Deja atrás tus límites. Únete a nuestro boletín y no te pierdas nada. Te obsequiaremos con un regalo de bienvenida