Los políticos sufren como los moteros

PINGUINOS MANI WEB-1

Supongo que estaréis cansados de escuchar eso de que los moteros somos una panda de gamberros, que solo sabemos hacer ruido con nuestras motos e ir como locos por ahí conduciendo. Pero lo que en realidad ocurre es que siempre que nos juntamos un número importante de gente en moto, ya sea por una concentración, por una manifestación, por un evento deportivo o por cualquier otra circunstancia que consiga reunir a muchas motos, por norma general siempre se destacan las imágenes y se habla de los que hacen más ruido, de los que se dedican a quemar rueda, a hacer caballitos de forma arriesgada, etc, etc, y, claro está, aunque sean cuatro, ya nos tildan a todos por igual. Y esto lleva siendo así desde hace mucho tiempo, yo diría que desde siempre.

PINGUINOS MANI WEB-2

En este caso, todos son moteros reivindicando Pingüinos 2015, sin hacer ruido.

Pero mira tú por donde, el otro día veo en televisión a un destacado político quejarse de la presión que está recibiendo toda la clase política con el tema de la corrupción, de los fraudes fiscales, de las malversaciones de fondos, del cobro ilegal de comisiones, etc, etc, etc, etc, para dar a entender que solo se trata de unos pocos, que no todos los políticos son así, que la mayoría de ellos son gente honrada, que se dedican a ejercer su profesión de la forma más legal posible, y bla, bla, bla, vamos, que solo le faltó decir que algunos, incluso, son moteros.

Lo cierto es que seguramente tenía toda la razón, que no todos los políticos son unos corruptos (aunque se empeñen en demostrar lo contrario) y que la mayoría tratan de que la vida de los demás sea lo más agradable posible, pero al menos, si les contamos que el sentimiento que ahora tienen de verse todos señalados por el acusador dedo es el mismo que tenemos los moteros, aunque también nos empeñemos en demostrar que no todos somos unos mete-ruidos y quema-ruedas, igual empiezan a mirarnos de otra forma y nos tienen más en consideración cuando nos juntamos para reivindicar un poco más de atención y protección en las carreteras, por ejemplo.

La mayor concentración invernal, Pingüinos, ha tenido que suspender su próxima edición de 2015, pero no ha sido por motivos de organización, o de falta de asistencia, o por problemas de logística. Ha sido por cuestiones políticas (qué casualidad), por desacuerdos entre grupos políticos de Valladolid a los que les ha importado un pito que no se celebre un evento que deja importantes beneficios a la zona durante los tres días de su celebración. Pero claro, esto es solo cosa de unos pocos, porque la mayoría de los políticos no consentirían que esto pasase. El caso es que, en esta ocasión, somos muchos miles de moteros los perjudicados, y la cosa no está compensada. Habrá que pensar en algo. De momento, el pasado sábado 25 de octubre la comunidad motera ya le demostró a estos pocos políticos de Valladolid que, aunque sufran como nosotros, hacemos menos daño.

 

Click here to add a comment

Leave a comment:


No te pierdas nada. Recibe todas las noticias y promociones de 2TMoto.

x

Ven con nosotros donde otros no llegan

Deja atrás tus límites. Únete a nuestro boletín y no te pierdas nada. Te obsequiaremos con un regalo de bienvenida