• Home  / 
  • Sin categoría
  •  /  Seguros en la Red, los comparadores de seguros o buscadores de seguros

Seguros en la Red, los comparadores de seguros o buscadores de seguros

Es de todos conocido que la tendencia general es que cada vez se use más internet como marco comparativo antes de realizar una compra y para posteriormente comprar el producto o servicio deseado y del que nos hemos informado adecuadamente en la red. Esta tendencia se esta haciendo cada vez más extensiva a todo tipo de productos y servicios, ya no solo es para comprar el billete de avión o tren o para comprar el producto raro que no se vende en nuestro país y que tenemos que pedir a china. Hoy en día compramos por internet incluso el producto que podemos comprar en la tienda de la esquina, por comodidad, por ahorro, por falta de tiempo… En los últimos años lo hemos extendido a la comparación de servicios, comparamos precios de viajes, de servicios bancarios, de seguros etc.
Pero aquí nos surge la duda, si bien los compradores de seguros son cada vez más usados y se realizan cientos de miles de contrataciones de pólizas al año usando estos servicios, sus consultas son mucho mayores de millones y esto se debe a que mucha gente los utilizamos como referencia, veo que precio y compañía es el que a mi entender más me convence y luego me dirijo a la compañía en directo o a mi corredor de seguros de confianza (opción más inteligente a nuestro entender, ya que sin coste adicional el corredor de seguros nos ofrecerá un servicio de valor añadido que nunca podremos conseguir con muchos compradores y por supuesto contratando directamente con las compañías aseguradoras). Si contratamos un seguro directamente con la compañía, seremos un cliente más de los cientos de miles o millones (dependiendo de cada compañía) de los que disponen en su cartera, la compañía no nos prestará ni un solo servicio adicional al meramente estipulado en el contrato de seguro y por desgracia la tendencia actual debido a la bajada de primas que se vienen aconteciendo en los últimos años (desde 2006 aproximadamente) hace que cada vez más las aseguradoras busquen la forma más “pulcra posible” de ceñirse  a lo estipulado en el contrato y al más mínimo resquicio nos encontraremos con que nos rehusan el siniestro, nos pagan menos de lo que deberían, nos aplican cláusulas raras que no sabemos que existen, etc y si tenemos que reclamar te veras con buenas palabras pero sin resultados, no olvidemos que las aseguradoras son empresas obligadas a ganar dinero y que por supuesto cumpliendo lo estipulado en su contrato de seguro, deben de ganar el máximo dinero posible y luchar contra el fraude de la forma más severa posible, esto hace que muchas veces nos podamos ver perjudicados por esta forma de actuar y no podremos hacer nada al respecto, salvo meternos en juicios largos y costos que de forma general o la perdida económica es muy elevada o nadie lo llevará a cabo. Por consiguiente si contratamos directamente con la compañía en caso de problema nos veremos indefensos al igual que nos pasa con un banco, una compañía de telecomunicaciones, de suministro energético o de televisión de pago, seguro que todos directa o indirectamente por desgracia hemos sufrido alguna vez el tener que presentar una reclamación contra alguna de estas entidades y sabemos el dolor de muelas que esto puede suponer, pues imaginarlo cuando no te pagan miles o decenas de miles de euros por un siniestro que te rehusan.
Y ¿que pasa si contratamos con un comparador de seguros? aquí nos encontramos con muchas diferencias, ya que no hay legislación actualmente en nuestro país que regule a estos comparadores y por consiguiente existen diferentes formulas empresariales detrás de los compradores de seguros, algunos de los más famosos son sociedades de explotación publicitaria en internet que se limitan a mostrar el precio al cliente y luego en caso de que el cliente quiera contratar les reenvían a las web de las aseguradoras, por consiguiente lo que obtiene el cliente es lo mismo que con una contratación directa a la compañía aseguradora (es decir posible desamparo en caso de discrepancia por siniestro o cobro indebido y absoluta soledad y falta de asesoramiento de sus riesgos). Otros también muy conocidos tienen en su accionariado a grandes compañías de seguros, como Mapfre, Balumba, Pelayo, etc.. por consiguiente su objetividad en la forma de presentar ofertas y puntuar productos puede quedar un tanto en entredicho por no decir la limitación a la competencia por ofertar los mismos precios en sus productos especiales que lanzan solo para ese comparador, (esto que podría parecer un beneficio para el consumidor, es todo lo contrario, pues por una pequeña diferencia de precio inducen al cliente a contratar con su plataforma y por consiguiente seguirán estando en soledad en caso de reclamaciones, pues el supuesto interlocutor “el comparador” es propiedad total o en parte del asegurador con el que hemos contratado y por tanto poco podrán hacer en caso de reclamación del cliente para ayudarle en contra del asegurador que a la vez es su dueño).
Por último tenemos los comparadores de seguros que son auxiliares externos de una correduría de seguros y/o dominios de una correduría de seguros, a nuestro entender estos son los que más confianza nos deberían de dar y en los que nos deberíamos centrar a la hora de comparar precios de seguros. Si bien dentro de estos hay dos categorías, los que no ofrecen ninguno de los servicios de valor añadido de una correduría y los que si. Algunos de los más conocidos hoy en día y que son auxiliares externos de una correduría de seguros, no ofrecen nada diferente a los que son propiedad de compañías de seguros o empresas de marketing por internet, y por consiguiente tampoco son de especial interés para los futuros clientes.
¿Entonces? nuestra recomendación es que se deben de utilizar y sobre todo contratar en caso de que nos interese, el seguro de nuestra moto o coche en un comparador de seguros de una correduría de seguros de reconocido prestigio y que además nos ofrezca todos los servicios de una correduría sin coste adicional, es decir, asesoramiento preventa y posventa, gestión de siniestros, gestión de recibos, gestión de reclamaciones antes las aseguradoras, etc. Esto es como el anuncio de una famosa empresa de venta de electrónica y electrodomésticos, ¿Por qué yo voy  a ser tonto y no voy a contratar mi seguro en un sitio que me cuesta lo mismo pero que me ofrece un montón de servicios sin coste adicional?
El gran problema de este país es que las corredurías o broker de seguros son unos grandes desconocidos, pero ya que los seguros han salido a la red, aprovechemos los servicios que mediante la red nos pueden dar las corredurías de seguros de forma gratuita.
Nosotros recomendamos sobre todos los compradores www.loaseguro.com, y te decimos algunos de los muchos motivos que tenemos:
1.- Es un comparador de seguros de una correduría de seguros de amplia experiencia y reconocido prestigio. Por consiguiente tienes la garantía de profesionalidad, objetividad y seguridad que te mereces.
2.- Nos ofrece todos los servicios de una correduría sin coste adicional al precio del seguro. Nos asesora, nos realiza toda la gestión de siniestros, recibos, reclamaciones, etc.
3.- Únicamente trabaja con las mejores compañías de seguros, ya que son las únicas con las que se nos puede garantizar el cuidado que nuestras queridas motos y coches se merecen.
4.- Si contratas el seguro de tu moto en www.loaseguro.com obtendrás un cheque regalo de 6€ para gastar en www.2tmoto.com y un descuento permanente del 10% en www.2tmoto.com (mientras intermedien el seguro de tu moto).
5.- Si contratas el seguro de tu coche recibirás un paquete regalo.
6.- Apoya desde el principio multitud de proyectos de aventureros en moto, como Alicia Sornosa, Fabian C. Barrio, Realizatuaventura.com, y otros muchos relacionados con el deporte.
Click here to add a comment

Leave a comment:


No te pierdas nada. Recibe todas las noticias y promociones de 2TMoto.

x

Ven con nosotros donde otros no llegan

Deja atrás tus límites. Únete a nuestro boletín y no te pierdas nada. Te obsequiaremos con un regalo de bienvenida